Lunes, 28 de abril de 2008

El denominado “Síndrome de Estocolmo” toma su nombre del robo del banco Freditbanken, en la capital sueca que transcurrió entre el 23 y el 28 de agosto de 1973.

Los rehenes, tres mujeres y un hombre, defendieron a los ladrones después de su liberación y entorpecieron con su conducta complaciente todo el proceso legal. incluso una de las mujeres se comprometió con uno de los asaltantes.

Tras observar esta conducta, el criminólogo y psicólogo Nils Bejerot, propuso incluirla dentro de los trastornos psíquicos. Se suele diagnosticar en personas sometidas a un tipo de estrés y de sumisión y dependencia. Aparece en rehenes, secuestrados, miembros de sectas, niños sometidos a abusos psicológicos... El afectado desarrolla una relación de complicidad con su captor o verdugo, hasta el extremo de de que puede acabar ayudándole a alcanzar su fines.


Despues de leer esto me pregunto si en los partidos políticos no tenemos mucho de este síndrome.


Dilo aquí o calla para siempre
Perpetrado por Invitado
Martes, 29 de abril de 2008 | 10:39
Nunca lo hab?a visto de esa manera, pero puede que tengas raz?n, dentro de los partidos pol?ticos, o al menos dentro de EB, gente que durante muchos a?os ha sido "raptada", "extorsionada", "apartada", "despedida", "arrinconada"... ahora se sienten identificados con la direcci?n y la defienden a capa y espada. Creo que EPK necesita un psic?logo o un psicoanalista, aunque quien sabe, quiz? ya es demasiado tarde para ellos.

Un saludo:

Javier Azkarate