Jueves, 30 de marzo de 2006
Imagen


La mayor?a de quienes leeis este blog, seguramente ser?is "oficialmente" cat?licos, porque estar?is bautizados. ?Sab?is qu? pasa si os quer?is "dar de baja" del club de los cat?licos? Pues que es como darse de baja de Telef?nica, que no hay dios que lo consiga. (En este blog te explican c?mo hacerlo)

Desde IU se plantean algunas medidas para resolver esta inaudita situaci?n:

La diputada de Izquierda Unida Isaura Navarro ha registrado en nombre del Grupo Parlamentario de IU-ICV una Proposici?n no de Ley para regular ?el procedimiento para dejar de pertenecer de manera expresa a las confesiones religiosas?.

Navarro recuerda que ?elegir la propia adscripci?n ideol?gica o religiosa es un derecho incuestionable de todos los ciudadanos, reconocido legalmente en el art?culo 16 de la Constituci?n Espa?ola. La posibilidad de cambiar o de abandonar cualquier religi?n tambi?n est? recogida en la Ley Org?nica de Libertad Religiosa de 1980, as? como en distintos tratados internacionales, entre ellos la Declaraci?n Universal de Derechos Humanos de 1948?.

La diputada de IU se?ala, no obstante, que ?en la pr?ctica este proceso para llevar a cabo la apostas?a y el reconocimiento de la misma por parte de las religiones es muy lento e incierto en su resoluci?n, quedando sin constancia ni efecto alguno en la mayor?a de los casos. Concretamente, a d?a de hoy, no se ha establecido un sistema que garantice la baja o el acto de no pertenencia a la religi?n de la persona que en su d?a fue bautizada y con posterioridad decide libremente no formar parte de la misma, y que ?sta se inscriba en los archivos oportunos?.

En el orden t?cnico, recuerda que ?otro problema que no est? resuelto es la dificultad para conseguir la supresi?n de todos los datos de los registros de la Iglesia, en aplicaci?n de la Ley Org?nica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protecci?n de Datos de Car?cter Personal, que obliga a cualquier organizaci?n, iglesias incluidas, a eliminar de sus archivos toda referencia sobre datos personales y privados sencillamente con la petici?n en ese sentido por parte del interesado?.

De forma resumida, la apostas?a es la renuncia a la fe cristiana recibida por medio del bautismo. Es decir, el abandono expl?cito y voluntario de los dogmas y creencias de la Iglesia que se asumen por el acto del sacramento del Bautismo, independientemente de que en ese momento la persona no pueda tener consciencia de ello, ni posea capacidad cr?tica para decidir si desear? o no alg?n d?a abrazar libre y voluntariamente dicha fe. Por extensi?n, la apostas?a tambi?n puede considerarse en general como el abandono de la fe o de la religi?n que se profesa.

Isaura Navarro recuerda, adem?s, que ?las confesiones religiosas obtienen beneficios de dicha circunstancia, ya que gracias a los registros de bautismo hacen aumentar artificiosamente su n?mero de fieles en determinadas estad?sticas para obtener mayores privilegios sociales y econ?micos, sin preocuparles demasiado la integridad de las creencias de dichos fieles ni si sus pr?cticas se corresponden realmente con su supuesta condici?n?.

Por todos estos motivos, el Grupo Parlamentario Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds ha registrado la siguiente proposici?n no de ley:

?El Congreso de los Diputados insta al Gobierno:

A estudiar las reformas legales y llevar a cabo acuerdos con las diferentes confesiones para establecer un procedimiento que permita de forma r?pida y con garant?as causar baja de las religiones a todos los efectos legales y econ?micos posibles, la inscripci?n expresa en sus asientos de la baja y la supresi?n de los datos personales que obren en sus registros.

A T?TULO DE COMPLEMENTO, SE ACOMPA?AN ALGUNAS DE LAS REFERENCIAS LEGALES DONDE SE MENCIONA LA POSIBILIDAD DE EJERCER EL DERECHO DE APOSTAS?A TANTO EN LA LEGISLACI?N NACIONAL COMO INTERNACIONAL

? Art?culo 18 de la Declaraci?n Universal de Derechos Humanos de 1948:

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religi?n; este derecho incluye la libertad de cambiar de religi?n o de creencia?

? Art?culo 9, p?rrafo 1, del Convenio Europeo para la Protecci?n de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales de 1950:

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religi?n; este derecho implica la libertad de cambiar de religi?n o de convicciones?

? Art?culo 10, p?rrafo 1, sobre Libertad de pensamiento, de conciencia y de religi?n de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Uni?n Europea de 2000:

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religi?n. Este derecho implica la libertad de cambiar de religi?n o de convicciones?

? Art?culo 2, p?rrafo 1a, de la Ley Org?nica de Libertad Religiosa de 1980:

La libertad religiosa y de culto garantizada por la Constituci?n comprende, con la consiguiente inmunidad de coacci?n, el derecho de toda persona a:

Profesar las creencias religiosas que libremente elija o no profesar ninguna; cambiar de confesi?n o abandonar la que ten?a, manifestar libremente sus propias creencias religiosas o la ausencia de las mismas, o abstenerse de declarar sobre ellas.
Dilo aquí o calla para siempre
Perpetrado por Pablo
Jueves, 30 de marzo de 2006 | 8:28
Antes de que Izargorri me diga nada, yo no soy el del documento Angelito
Perpetrado por Invitado
Domingo, 28 de mayo de 2006 | 13:11
Creo que est?is mezclando alg?n tema. Algunos de los que firmamos estos documentos no somos ap?statas del cristianismo, sino del catolicismo, lo que significa de hecho que somos protestantes.

Creo que no deb?is mezclar los conceptos cat?lico y cristiano que no tienen por qu? tener nada que ver.

Un saludo a la manera de Le?n Tolstoi.

I?aki goizabal
Perpetrado por Invitado
S?bado, 30 de mayo de 2009 | 15:27
Estoy absolutamente de acuerdo con I?aki. El catolicismo se ha adue?ado del t?rmino "cristianismo" sin ning?n pudor, lo cual me parece una indecencia y una manipulaci?n m?s por parte de estos personajes, siendo una ofensa para las personas que se consideran cristianas y NO cat?licas, como igualmente es una indecencia y una manipulaci?n que pongan todos los impedimentos posibles para que las personas que as? lo desean no puedan darse de baja de esta organizaci?n tan decadente.