Martes, 18 de abril de 2006
Lo tengo que decir: estoy hasta los mism?simos de los cr?ticos y autocr?ticos de Izquierda Unida y de Ezker Batua. No les aguanto m?s, y les ruego que se hagan un favor, y si tan a disgusto est?n, no sigan sufriendo, que no merece la pena.

Que otros te critiquen y te saquen los colores por las cosas que haces mal, o por tus defectos, entra dentro de lo normal. Tambi?n es normal, saludable y muy necesario hacer autocr?tica, para ser consciente de lo que uno hace mal e intentar corregirlo. Pero que uno est? todo el d?a dici?ndose a s? mismo que es una mierda, un traidor, un vendido, que no llegar? nunca a nada, etc., es algo que carece de sentido, salvo que se padezca alg?n tipo de trastorno mental.

Lo que nos pasa en IU y en EB-B tambi?n, no pasa en ninguna otra organizaci?n pol?tica o social: en cuanto nos juntamos unos cuantos y empezamos a movernos y a tomar decisiones y a hacer cosas, y comienza a juntarse m?s gente, inmediatamente surgen los guardianes de la pureza y las esencias que se dedican cada d?a a establecer la iniquidad e inmoralidad de todos los comportamientos pol?ticos de su propia organizaci?n. Da igual si es la pinza con el PP o el sometimiento al PSOE, si es la expulsi?n de los cr?ticos, o la permisividad con los d?scolos, si es que se gobierna por pisar moqueta, como que s?lo se sabe hacer oposici?n de sal?n? el caso es que todo se hace fatal, y estamos cayendo por el sumidero un d?a s? y otro tambi?n.

Mientras los dem?s suman fuerzas, se aferran a lo que les une, olvidando lo que les diferencia; mientras otros avanzan por el camino de ?somos la izquierda-derecha sin complejos?, nosotros tenemos que aguantar a un grupo reducido pero inasequible al desaliento de reventadores y desmovilizadores sociales, de conspiradores de poca monta, gente que prefiere ser cabeza de rat?n que cola de le?n y lleva toda la vida de escisi?n en escisi?n hasta la derrota final.

Pues bien, yo ya no puedo m?s, y desde aqu? reivindico mi condici?n de militante de Ezker Batua Berdeak sin ning?n complejo: no le debemos nada a nadie, ni al PSOE ni mucho menos a Batasuna, as? que nadie venga ahora reclamando lo que no es suyo; somos imperfectos, pero desde luego bastante menos que los que nos critican (nosotros no tenemos ETA, ni GAL, ni hemos metido la mano en la caja, ni nada de nada) No siempre somos coherentes, pero no hay nadie que nos pueda dar lecciones de nada, y estoy francamente orgulloso de pertenecer a una organizaci?n pol?tica que tanto est? haciendo por la construcci?n social y nacional de Euskadi.

Cuando me miro al espejo me digo: tienes que bajar esos kilitos? pero, ole tus huevos, eres el mejor.

(Garagorri)
Dilo aquí o calla para siempre